viernes, 10 de septiembre de 2010

un nuevo comienzo

Se sentía desdichada por tener que empezar las clases mientras la mayoría de sus amigas planeaban sus vacaciones o disfrutaban de ellas. Había tenido todo el verano libre y ahora se incorporaba a la universidad por primera vez. Desconocía cómo sería aquél mundo. Por mucho que los demás la hubiesen hablado sabía que no sería lo mismo que experimentarlo en primera persona, y eso quizá la daba un poco de miedo.
Llegó a la primera clase con un retraso de dos días, al igual que casi todos sus compañeros, y eso la hizo sentirse parte del grupo, un grupo bastante reducido dadas las características de la formación universitaria de ese año.
Esperaba superar con éxito el primer curso para poder sentirse orgullosa de sí misma, de sus progresos, pero lo vio cuesta arriba el primer día, cuando tuvo que enfrentarse a numerosas fórmulas y teoremas matemáticos que desconocía o había olvidado. No sabía que los primeros días las cosas se suelen ver así.

11 comentarios:

X dijo...

Luego, con el paso de los años, te sientes como si fuera tu casa... :D

Alice dijo...

Al principio siempre se ve muy complicado, pero es sólo una sensación pasajera. Con el paso de los años, hasta echas de menos la Universidad!! (qué vieja me siento ahora mismo)

I dijo...

@X Y tanto! Y le acabas cogiendo cariño de la cantidad de tiempo que pasas allí...

@Alice Uff no te sientas vieja, no no no. Lo de que se echa de menos va a ser verdad, ya empiezo a notar los síntomas, y eso que no ha pasado casi tiempo...

Aida dijo...

Los primeros días suelen ser complicados para casi todo...
Un beso!

I dijo...

@Aida La cuestión es adaptarse y sentirse a gusto :)

Clá dijo...

A todo se acostumbra una...
Besos y SUERTE!!

I dijo...

@Clá Claro! :)

Kobal dijo...

Pues sí, son duros los nuevos comienzos y más si llevas algún tiempo de vacaciones.

I dijo...

@Kobal Ayyy no me hables de vacaciones que se me ponen los dientes largos...

Kobal dijo...

A mi también se me ponen largos I

Nanete dijo...

Yo también te hablaré de tu última frase porque yo he transmitido la misma idea en la entrada que me acabas de comentar jaja