domingo, 23 de enero de 2011

faithful

No sabes si llamarle o no, pero no puedes reprimir el impulso.
No responde. Estará ocupado trabajando o irá de camino a casa. Quizá hubiera sido mejor un mail. Menos inquisitivo, menos personal, menos urgente. Pero te apetece oír su voz y te mueres de ganas por verlo, aunque sólo hayan pasado unos días desde la última vez que os despedisteis con dos besos en la mejilla.
Por eso propones planes para el fin de semana. Sabes que no podrá resistirse al igual que sabes que probablemente irá acompañado. No importa. Esperas conseguirlo a la próxima.

8 comentarios:

Especial dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Especial dijo...

y cuando tu pases y no le llames entonces llamara el , es ley de vida¡
te sigo pasate si tienes tiempo =) http://parecequeespoco.blogspot.com/

X dijo...

Si están acompañados, mejor esperar a que dejen de estarlo.

Advenedizo. dijo...

Nada como la perseverancia.

ele* dijo...

dpnd d la compañia con la cual venga, X. pero mejor sólo...más tiempo para conquistaros ;)

Laura. dijo...

si realmente quiere estar contigo, dejará de estar acompañado

Minuet dijo...

Hace tiempo que hago planes con el humo..no hay teléfono, no hay voz, los emails, no son oportunos..y sin embargo persisto..hasta hoy....

Mis palabras no llegan, se quedan perdidas en el ciberespacio, mientras espera, con ansiedad otras...quizá es el momento de ahorrar vocabulario...

Gracias, tu entrada me ha venido al pelo para desahogarme...

Besos sin sentido, hoy..

Kobal dijo...

Que bonita es la fe mientras dura …