lunes, 14 de marzo de 2011

barbacoa

Al salir del portal el lunes me ha recibido con olor a césped recién cortado. Esta vez no olía bien. El autobús anterior, al continuar su trayectoria, ha ahumado a los pasajeros que acababan de bajarse, y esta nube negra, gris, cada vez más clara, ha acabado fundiéndose con el aire. Contaminación. Y después, más misterios de amigas que no muestran pero insinúan, como dicen de lo sexy.

7 comentarios:

El silencio y otras palabras dijo...

Mira por donde me he imaginado a todos esos pasajeros vuelta y vuelta en una parrilla, sin salsa ni nada... Los amigos bien, gracias, pero solo a veces.
Un beso.

Nanete dijo...

Que urbanita todo...

I dijo...

@El silencio y otras palabras ¿A la parrilla estilo San Lorenzo? ;)

@Nanete Demasiado...

Kobal dijo...

me gusta ese olor a hierba, es una delicia. Me recuerda mi casa cuando de pequeño me levantaba y al abrir la ventana era lo primero que olia.

I dijo...

@Kobal Tuviste suerte de tener esos olores por las mañanas. Yo me tengo que conformar con los guisos mañaneros de mis vecinos...

Kobal dijo...

sigo prefiriendo la hierba recien cortada

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

El mejor aroma de mañana es el café. Certificado Saimaza.