viernes, 8 de octubre de 2010

porque a veces es más fácil tomarse un día sabático

No quiero tener que mirarte todos los días con una sonrisa en la cara como si fuera lo mejor del mundo, ni tener que ser siempre optimista, alegre, como si no tuviese otro estado natural que el de ser feliz. No quiero que me preguntes constantemente si me pasa algo, que parezca que tienes miedo a que me pueda enfadar, porque eso siembra mi miedo ante tus silencios. No quiero que omitas nada que pensabas decir, porque así aprenderé a conocerte mejor.

No quiero ser una cadena, ni tampoco una paloma.

3 comentarios:

Nanete dijo...

Es raro, pero no sé que decir, simplemente me gusta.

Sí es lo que parece dijo...

Solo añadiré que se a lo que te refieres. Me ha gustado

I dijo...

@Nanete :)

@Síes Incluso a pesar de ser algo caótica... Gracias :)