jueves, 19 de abril de 2012

historia de restos

Dos desparejados y otros dos tan juntos que parecían ser el mismo. Cuatro pétalos descansan después de quién sabe qué historia sobre los escalones del metro. Curiosamente, hay quien intenta no pisarlos. Quizá, si hubieran sido suyos, reposarían en un bonito jarrón junto con el resto, sin ser acribillados por agujas y rodillos que atraviesan y aplanan su centro de vida.

6 comentarios:

Ave De Estinfalo dijo...

u___u

me los imagine ahí tirados y sentí feo

saludos!

X dijo...

Cuatro: me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere. No le quería, esa es la historia. Siempre lo es.

Nanete dijo...

Después de cada gesto hay una historia y los pétalos suelen traer historias interesantes.

Nanete dijo...

Después de cada gesto hay una historia y los pétalos suelen traer historias interesantes.

Kobal dijo...

me perdí entre pétalo y pétalo ...

X dijo...

Haga usted el favor de volver.