lunes, 5 de julio de 2010

Sí, pero no...

No sé cuánto tiempo llevo parcialmente desaparecida del blog. Pasar toda la mañana delante de una pantalla no es bueno si no es por placer, así que suelo aprovechar las tardes para salir, moverme un poco o leer. La música la tengo reservada para cuando en el transporte no encuentro un sitio donde sentarme. Parece que así el trayecto se hace más corto.


En cuanto al transporte, siempre he dicho que me gusta el tren, y ahora que lo cojo a diario sigo teniendo la misma opinión. Aunque a veces vayamos como sardinas enlatadas, especialmente los días de la huelga de metro, se nota más amplitud que en el metro o los autobuses. Incluso el vaivén de los vagones es más parecido a una mecedora que al tracatracatrá de los autobuses.
El metro suele ser pasable, o al menos el recorrido que yo hacía. El desafortunado día de la huelga de renfe tuve que atravesar la ciudad en metro, ya que era el medio menos engorroso y que me garantizaba llegar a mi edificio. No recordaba la sensación del cambio de Puerta del Sur. También es verdad que la única vez que había estado allí fue hace varios años y a una hora de muy poco tránsito. Y claro, ese día se juntó todo. Huelga+mucha gente bestia, porque mis "compañeros de entrada al vagón eran unos bestias, literalmente. Luego siempre hay quien me dice "ay, pues acostúmbrate, que el transporte público es así". Pues si es así he debido de tener suerte todos los días excepto ese, porque aquello parecía una batalla campal. Incluso pude ver a alguno lanzarse en plancha a por un asiento, por esto de tardar menos y tal...
Pero sin duda el autobús es lo que menos me gusta. Me da la sensación de que tengo los pies demasiado cerca del suelo. Puede parecer una razón estúpida, pero todos los días la noto. Además suele parecer que estoy practicando snowboard en las rotondas, o quizá baile de barra. Hoy he hecho bien dejando escapar al autobús. Allí iban los empleados de las empresas bien apretaditos hacia sus puestos. Yo, como iba con tiempo, he decidido esperar al siguiente, que sólo ha tardado tres minutos y ha salido medio vacío y con un montón de asientos libres.

Lo más satisfactorio para mí del transporte público es que si consigo sentarme puedo leer un rato, y si no tengo la música en el bolsillo.
Lo más desagradable son los olores con los que me he encontrado algunas veces.

6 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, me encanta el tren, solo que aqui en mi ciudad, no hay mas remedio que usar el bus y para mi es desesperante.

Sin embargo el tren, para mi es una delicia, los largos recorridos en el, me gustan. Tiene algo...romántico.

Besos

Alice dijo...

Es verdad, el tren es casi siempre muchísimo más cómodo que el metro y el autobús... Yo no tengo más remedio que usar los autobuses y el metro, pero está claro que a veces el viaje se te hace eterno!! (sobre todo lo de los olores y los empujones)

Martha dijo...

Yo con el transporte público tengo un problema...no me gusta naaaada!! Sólo soporto el tren (que dentro de lo que hay, no está mal) y, en mi ciudad, el tranvía, que es nuevecito, nuevecito y todo huele a nuevo y lo coge muy poquita gente...

Pero lo autobuses....fuuuuuuuuuuu, creo que puedo contar con los dedos de una mano las veces que he cogido uno urbano en mi vida. No puedo con ellos...si tengo efectivo en ese momento, prefiero dejarme la pasta en un taxi. Es más, si no tengo efectivo, prefiero buscar un cajero para sacar cash y llamar al taxi. :P


1 besazooooo!

X dijo...

A mí también me gusta mucho el tren, sobre todo por oposición al metro y el autobús. Como no tengo carné de conducir, he usado más de lo que querría todos ellos. Aunque los vuelos low cost no son mejores, desde luego. xD

I dijo...

Bueno bueno, parece que hay consenso con lo del tren.

@Síes Coincido en lo de la desesperancia del autobús. Si tengo que ir de pie siempre acabo echándome encima de alguien (sin querer!).

@Alice Yo creo que la eternidad de los viajes fue la razón básica por la que se inventó el mp3!

@Martha Jajaja ahí a sacar cash! Como tuviera que sacar cash cuatro veces al día me convertiría en morosa en breve!

@X Pues porque me dices que los vuelos low cost no son mejores, que ya estaba pensando pillarme uno para atravesar Madrid! xD Yo sí tengo carnet de conducir pero no tengo coche, así que estamos en las mismas...

Nanete dijo...

Soy más de autobús, me resulta de mayor utilidad en cuanto a inspiración y entretenimiento se refiere.

Me ha gustado la entrada, habla de algo tan cotidiano y lo has escrito con tan pocas sutilezas o florituras que ha quedado realmente bien.