miércoles, 9 de marzo de 2011

without coke

Al final del día mi mente está en huelga. después de numerosas búsquedas, comparaciones, clases y estudio pide un momento de relax. Cerrar los ojos e intentar no pensar en nada. Aunque, seamos realistas, eso es imposible. Empezamos a girar en un remolino vertiginoso viendo pasar miles de imágenes, reales o no, cercanas o no tanto. Hasta que nos dormimos.

5 comentarios:

Kobal dijo...

de momento no existe un botón para parar nuestra mente … intentar una desconexión de la vida real puede ser lo mejor. Quizas pensar en algo que no tenga mucha importancia para mantener la mente ocupada.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Bueno, puedes probar un calmante, una conversación por móvil con la teleoperadora de telefónica, puedes no salir de casa para no tener que pensar...
Son algunas ideas..
Un saludo.

I dijo...

@Kobal Me da miedo ocupar la mente pensando en cosas insustanciales no me vaya a convertir en una de ellas xD

@Emilio J. ¿Y por qué ese remolino tiene que ser visto de forma negativa? Dejar de pensar totalmente puede dejar daños irreversibles.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

No, no lo digo por eso, pensaba en una manera de cansarte para dormir mejor, sin barruntarse el cerebro.

I dijo...

@Emilio J. Todo sea por dormir :)