lunes, 24 de mayo de 2010

Etiquetas


A veces nos empeñamos en poner etiquetas a las personas sin tener en cuenta que todo puede cambiar dependiendo del cristal con el que se mire. 
De pequeña siempre me dijeron que era tímida e introvertida y, como tantas cosas que te dicen durante la infancia, lo acepté como ley. Ni siquiera sabía qué significaba introvertida. No recuerdo cuántos años tenía cuando decidí que no lo era, pero sí me acuerdo de cómo fue. No hicieron falta mas que una mesa, una silla, un diccionario y una chispa de curiosidad. Lo primero que me pregunté fue ¿por qué? Si yo no era así ¿por qué la gente ajena me había asignado ese calificativo? 
Ahora, que con los años he aprendido a diferenciar la timidez de la introversión, me sigo preguntando por qué se asocian estas palabras de una forma tan ligera. Tampoco entiendo por qué nos empeñamos en calificar como x o y a cada persona. ¿Qué tipo de causalidad hay entre la esencia de una persona y la etiqueta que se le asigna? Una persona clasificada como agradable, ¿será tan agradable realmente o se verá forzada a serlo aún más para mantener la imagen que se tiene de ella?
Creo que, tomando como base nuestra propia personalidad, es inevitable que surjan pequeñas modificaciones en nuestra forma de actuar dependiendo de qué percepción tiene de nosotros la persona que tenemos enfrente, o de qué imagen le queremos transmitir.
Por suerte, no hay ninguna norma que refleje todo esto y la uniformidad de criterios queda muy lejos.

5 comentarios:

Juan dijo...

Hablas de etiquetas y no te gusta que lo hagan has pensado que tu misma te llamas "I+logica?. Esto no es una critica ehh, ni mucho menos que yo no soy asi, pero si es verdad que a veces catalogamos a personas por su aspecto o formas de ser y luego son de otra forma, yo soy de siempre dar oportunidades y conocer a la persona. Un besazo. (no eres tan ilogica como crees)

ele* dijo...

a mi me pasa igual. siempre me califican como tímida e introvertida. y no entiendo porque tienen que ir cogidas de la mano. tímida si que lo soy, pero introvertida no, porque me relaciono con la gente. no por no hacer tonterías tienes que ser introvertida ya. este adjetivo me da realmente mucha rabia. por que no por no hablar en clase tienes que parecer que te excluyas. no se, supongo que estos que nos consideran así no saben realmente lo que quiere decir la palabra.

eres adriana??*

I•lógica dijo...

@Juan Creo que, a pesar de ser una etiqueta, se ajusta bastante bien a mi perfil. En cuanto a las críticas no es un problema, que todavía no me han (o he) hecho una estatua a caballo ;)

@ele* Sí ;) Algunos lo confunden, o nunca se han planteado que exista diferencia...

X dijo...

En realidad no nos molestan las etiquetas, lo que nos molesta es que nos planten alguna que no nos guste. Si una tiene la etiqueta de guapa no creo que ande quejándose. Y, si se la pone ella misma, menos aún. :-)

I•lógica dijo...

Jajaja, fíjate que la etiqueta de guapa no se me había pasado por la cabeza! Y eso que no escasean las que se creen guapas (o guapos...) xD