viernes, 21 de mayo de 2010

Me gusta...


Sentir el placer de una buena ducha, notar como el agua empieza a mojar mi cabeza hasta empaparme el pelo, respirar el suave olor a cítrico que desprende el champú y ver cómo se va deslizando hasta perderse, unido al agua. Después, vestir el cuerpo con un aroma suave, silvestre, ése que deja en la piel un tacto tan agradable y fresco. Y respirar esos minutos de calma imperturbable, dispuesta a empezar un nuevo día.

5 comentarios:

Aida dijo...

Suena genial... Es una de esas cosas que acaban haciéndose de forma automática, sin apenas disfrutar del momento.
Un beso

I•lógica dijo...

Sí, pero cuando no hay prisas para hacerlo merece la pena tomarse un tiempo :)

La Maga dijo...

La ducha es uno de los mayores placeres de esta vida. No hay nada como pegarse una buena ducha mañanera, sales despejadísimo de casa y oliendo a rosas(o cítricos, almendra...ahí según el gusto del consumidor).

Un blog muy bonito, me pasaré más veces!!

Besos

DANYGIRL dijo...

Ohhh sí...a mí también me gusta!!

I•lógica dijo...

Muchas gracias La Maga y Danygirl! Si es que habría que cambiar la letra a la canción...
"ducharse es un placer..."

Jajaja, pero mejor no canto, que no quiero que llueva ;)