viernes, 24 de septiembre de 2010

¿+pareja, -amigos?

Tú y yo, y una luz encendida.

Ayer leí en el periódico que al encontrar pareja se perdía una media de dos amigos. Claro, como siempre, hablamos de medias. El hecho de que la media de los adolescentes comience a beber a los 15 años* no quiere decir que todos empiecen a esa edad, y muchas veces se tiende a pensar eso.
Pero volviendo al tema de los amigos lo que más me llamó la atención fueron las opiniones de la gente. Había dos posiciones marcadas:
  1. Los que se emparejan se alejan de los amigos porque ahora dedican la mayor parte del tiempo que pasaban con ellos a su pareja.
  2. Los amigos se distancian de quien se empareja poniéndolo como excusa.
En el fondo, y en función de los casos, creo que ambos puntos de vista tienen parte de razón.

El primero es un argumento lógico. Si empiezas a salir con alguien no puedes dedicarle tiempo a esa persona manteniendo al mismo nivel el tiempo dedicado a los amigos. Creo que es práctiamente imposible a no ser que tengas todo el día libre. De esta forma el tiempo libre tendrá que ser administrado, y es lógico que a la pareja se destine un porcentaje mayor. Pero claro, esto no significa alejarse de los amigos, simplemente si las circunstancias de la vida de una persona cambia también cambiarán sus comportamientos. En este punto los amigos podrán reaccionar, a grandes rasgos, de dos formas:
  1. De forma comprensiva. Si su amigo tiene pareja es lógico que quiera pasar tiempo con ella, y no podrá salir con ellos tanto como antes.
  2. De forma egoísta. La culpa de que ya no esté con ellos es de la pareja, que les está intentando distanciar. Se sienten traicionados y la relación comienza a enfriarse.
En el caso de los amigos que deciden voluntariamente alejar al que se empareja me parece de una falta de madurez impresionante, a la vez que de una falta de amistad. Si aislas a tu amigo porque empieza a salir con alguien no lo valorarás tanto como amigo. ¿Se trata simplemente de evitar llegar al comportamiento egoísta del punto anterior? No sé, pero sí sé que pasa, aunque no lo comprendo.

¿Por qué se pueden perder amigos al encontrar pareja?
Cada caso tendrá razones distintas. No todos somos buenos, ni malos.
Quizá el "emparejado" descuide a los amigos.
Quizá los amigos no sepan entender la nueva situación.
Quizá haya casos que no tengan nada que ver con lo expuesto. Al fin y al cabo son opiniones surgidas a raíz de un artículo de prensa.

¿Por qué no mantenerlo todo? No creo que sea imposible...


*Dato inventado.

10 comentarios:

Alberto dijo...

Yo soy de los que piensan como los de la primera opcion.
Pero lo importante seria destacar a aquellas personas que descuidan a sus amigos por el llamado efecto "fusion" (nombre que puso alguien en su blog), en el que una persona pasa a formar un tandem, como los /petisuí/ "a mi me daban dos"...

Me refiero a esas personas que todo lo hacen juntos. Pienso que aquí es lo importante.
Uno descuida a los amigos porque no tiene tiempo para ellos, pero el punto es que si el poco tiempo que usa para ellos es al lado de su pareja, pues es normal que se sientan "traicionados"

Es como forzar a que tus amigos les caiga bien tu pareja y eso lleva un cierto tiempo de conocimiento, charlas, salidas nocturnas... no se pueden forzar las cosas porque quizas tu pareja jamas caiga bien y les obligas a tus amigos a tener que tratar a esa persona.

Que tambien comprendo el otro punto de vista, para el nuevo "emparejado", es importante que sus amigos "acepten" a su nueva pareja y quieren que eso ocurra lo mas rapido posible. Pero todo a su tieeeempo.

pd: yo comencé a beber a los 17. A partir de los 19 dejé de beber como un cosaco y empecé a probar nuevas bebidas. Y a dia de hoy con 26, solo bebo cerveza... y no cualquiera (vaya, que me preocupo por el sabor porque lo que hago es disfrutar de ella, no bebo par aemborracharme)

X dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Alberto. Creo que es demasiado fácil culpar a los amigos en base a que ellos pasan del emparejado poniéndolo como excusa. Es más, en muchos casos esos amigos ya tendrían pareja antes. La clave, como has dicho, es administrar. Pasar tiempo con la pareja y por ello menos con los amigos es comprensible. Ahora bien, mucha gente no sabe administrar. 90-10 no es un porcentaje lógico, por ejemplo. Y además, muchos emparejados se acuerdan de los amigos solo cuando su pareja no puede quedar. Por ejemplo, un viernes por la noche tu novi@ se ha ido con sus colegas y entonces tú quieres que los tuyos estén ahí para ti, esperándote. Y a lo mejor ya han hecho planes que a ti no te van. Pues me parece natural.

Así que en esta "guerra" yo estoy de parte de los amigos, sin duda. Los que se echan novio suelen ser los malos de la película. :-)

Lily dijo...

Yo fui una de las que perdió amigos en su día por la pareja. Aprendí de mi error, afortunadamente. Pero sí, creo que la culpa es un poco de ambos: los que se emparejan y los amigos.

AdP dijo...

No creo que se pierdan amigos; sí se pierde el contacto con gente cuya compañía era más asidua. Los amigos están a otro nivel que el de esas personas.

Saludos.

Aida dijo...

El principal problema es la falta de tiempo. Entre el trabajo, los estudios...a veces se hace necesario elegir...

Alice dijo...

Totalmente de acuerdo con AdP: los amigos, los buenos, se quedan siempre (aunque tengas 1000 parejas).

X dijo...

El tema es, AdP, Alice, que es el que se echa novi@ quien tal vez no sea tan buen amigo...

No sé, es que me parece muy bonito decir "los buenos amigos se quedan". ¿Y tú? ¿Tú eres buen amigo? ¿Llamas a tus amigos, o solo cuando no puede tu pareja? ¿Intentas quedar con ellos de vez en cuando o tu novi@ es siempre la prioridad? No se puede hacer lo que le viene a uno en gana y contar con los buenos amigos vayan a estar ahí pase lo que pase. Es de tener mucho morro. Para mí, vamos.

FAYNA dijo...

Aparte de todos los motivos que expones pienso que hay otro que es bastante común al hecho de alejarse de los amigos cuando encontramos pareja y es que existe la posibilidad de que nuestra pareja le caiga como un tiro a nuestros amigos, es decir, que no haya feeling entre ellos y al final siempre acabamos poniéndonos de parte de nuestra pareja en detrimento de los amigos.
Un besote grande.

Kobal dijo...

Luego esta una tercera vía de separación. Cuando te emparejas con alguien y esta te aleja de tus amigos porque “no le gustan”. Aunque hay tienes también parte tu de ese alejamiento.

I dijo...

Vaya, este tema siempre es fuente de polémica y genera muchos puntos de vista diferentes. Creo que cada uno nos "posicionamos" más de un lado o del otro por nuestras propias experiencias.

En mi caso he contado con falsos amigos que se distanciaron de mí por el hecho de que saliera con alguien. Este caso sería el que la persona que tiene pareja se esfuerza por mantener un contacto estable y los amigos dan largas y largas hasta que la persona que tiene pareja desiste.

También he contado con amigos con los que en todo momento he estado en contacto, independientemente de tener pareja o no.

Por eso creo que en este tema cada caso personal es único y es muy difícil generalizar.
Mi opinión, por lo que he vivido, es que los que se van se van porque quieren, ya sean los amigos o la persona emparejada, y no tiene por qué haber un único culpable. Aunque habría miles de cosas por puntualizar, muchas de ellas están en vuestros comentarios.